San Nicolás sale 08:03 se oculta 17:22 sale 10:20 se oculta 19:32

Noticias

Se celebran las primeras jornadas de reflexión pastoral de la cátedra Arquebisbe Pont i Gol

9 de enero de 2019 Compartir:

Las primeras jornadas de reflexión pastoral han contado con la participación de una treintena de asistentes provenientes de diversas realidades eclesiales diocesanas de Cataluña. Las jornadas se han llevado a cabo los días 2 y 3 de enero en Montserrat.

El encuentro ha girado en torno al texto «La Iglesia catalana: presente y futuro», publicado en la misma revista de la cátedra, Quaderns de Pastoral (n243), y con anterioridad a las revistas Documents d'Església (n1092) y El bon pastor (n103). El objetivo de las jornadas ha sido poder ampliar y compartir la reflexión pastoral en Cataluña, una función propia de la cátedra «Arquebisbe Pont i Gol». Los diversos puntos del texto, en concreto la descripción de la ubicación de la Iglesia en la Cataluña de hoy, los retos de nuestra realidad eclesial, las esperanzas de la hora presente y los caminos de futuro posibles para la misión pastoral son la explicitación de un deseo más profundo de la misma cátedra. En palabras de Mn. Daniel Palau, director de la cátedra, el objetivo es «articular una mens comunis pastoral que facilite un discernimiento pastoral, real y sinodal en nuestras realidades eclesiales más directos».

Mn. Palau también ha afirmado que la cátedra, con todo, «es consciente de la lentitud de cualquier proceso pastoral, así como de los diversos tempos presentes en las personas y los grupos de Iglesia. Esta constatación, sospechosa, a veces, de quietud y parálisis queda superada por quienes testimonian con su propia vida la joya sobreabundante de la fe vivida y la alegría que nace del hecho de esparcir la buena noticia del Evangelio de Jesucristo, especialmente entre los más alejados, los periféricos».

Este pequeño paso en la reflexión pastoral en Cataluña se encuentra en continuidad con el pensamiento mismo del obispo Pont i Gol, que afirmaba en la revista pastoral en 1978 de la Facultad de Teología: «es peligroso creerse que ahora empezamos un libro nuevo, y quizás aún lo es más creerse que lo que tenemos es un libro de sólo una hoja». El director de la cátedra ha añadido que esta «es y quiere ser, pues, este espacio de reflexión pastoral en el que se pueda practicar un diálogo teológico-pastoral profundo para fortalecer siempre la comunicación, pero sobre todo la comunión. Por eso este diálogo está llamado a esparcirse y seguir creciendo con más aportaciones, con más intuiciones, con más pareceres, tal como se podía compartir entre los asistentes; "Todos somos importantes, todos somos necesarios y todos somos diferentes, por eso confiamos en el Espíritu de Cristo resucitado, que no abandona aquellos que en Él confían, a ser instrumentos de amor en sus manos". Y el reconocimiento de la pluralidad nos ha de llevar, como también se constataba en las jornadas vividas, a una mayor sensibilidad para captar las oportunidades pastorales».